Diciembre – 4

Estándar

Ma, rápidito, que está en pleno la pachanga. ¡Solo quería contarte! Hice lo que me dijiste y ¡¿qué crees?! ¡Tenías razón, cayó redondita! Vino conmigo y hemos estado todo el tiempo juntos. Estoy contento aunque se siente medio raro eso de tener novia. Ya no puedo estar con los cuates como antes…Apenas me separo un segundito y se pone bien celosa, pero bueno, también me gusta porque justamente los cuates me ven como alguien importante, soy el primero en andar con una chava…así es que gracias por tus consejos mamita, ¡ya te iré platicando como va todo! Y te cuento también que estuvo bien padre la pastorela, quedó bien divertida, todos estuvieron atacados de risa con las puntadas de los diablos y los pastores. Hasta mi caída pasó desapercibida. Que me tropiezo con un pollito de barro que habían puesto de decoración y me voy de bocota. ¡Hubieras visto el madrazo que me di, ma, ahora si que azoté lindo de bonito!, casi quería llorar de la vergüenza y del dolorón que traigo en la pierna todavía, pero cuando vi que todos se carcajeaban como si hubiera sido actuado, pues que me levanto y sigo como si nada. Hasta Don Lucio me felicitó después, ¿qué tal? Y bueno, me regreso a la fiesta porque la Lolita me debe andar buscando por todos lados…Mañana temprano vengo y te cuento como acabó todo. Ya va a empezar a tocar el grupo. Ahí si me rajo…a ver como le hago, pero bailar eso si que no. Ya me imagino que te estás riendo a gusto de mí ¿verdad? Ya sé que siempre me hacías bailar en las fiestas, pero una cosa es así, entre tu y yo y con la familia, y otra MUY DIFERENTE es de plano lanzarme en público…ya, me voy, hasta mañana ma, te quiero.

imagen

                                 – – – – – – – – – – – – – –

Doña Elena, la patrona del ciber-café “El Tigre Azul”, mira intrigada a la persona que habla por teléfono frente a ella.

-¡Qué dices mi hijita!, no te oigo. Me dieron tu recado ahí en el puesto, vine luego luego a la cabina aquí al café a marcarte…¿No?…¿Qué?… ¿Es cierto eso que dices? ¿Estás segura?…¿Y si luego resulta que no funciona?…Si, mi hijita, estoy tratando de ser positiva, pero si le digo a Pepe y luego resulta que no, se a va decepcionar rete harto, no quiero hacerle eso. Bueno, hasta que sea al cien por ciento seguro no le digo… Si, tu arregla tus cosas, no te preocupes, aquí seguimos como si nada…Ya te cuelgo que sale re cara la llamada, avísame en cuanto sepas bien como va a estar todo. Dale mis bendiciones a esa señora Laura que es un sol. Y mi hijita, gracias por la esperanza… No podías hacerme mejor regalo de Navidad.

Anuncios

Un comentario en “Diciembre – 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s