Un domingo

Siguiendo con los recuerdos de mis abuelas, y aprovechando que hoy es domingo, aquí les dejo un relato que aunque corto, no deja de tener un gran significado, y de guardar, muchas, muchísimas historias…

Un domingo

mapamuseocarrillogil

Las doce y media. Mi mamá me da dinero. Tomo mi bolsa, mis llaves y salgo de casa. Me subo a mi coche; lo arranco. Salgo del estacionamiento y me dirijo al periférico sur de la Ciudad de México. Abro la ventanilla, saco un cigarro y lo prendo. Pongo música en la radio. Después de más o menos veinte minutos salgo del periférico en Barranca del Muerto. Doy vuelta a la izquierda en avenida Revolución y un poco más adelante me paro. Bajo del coche y compro dos pollos rostizados, una bolsa de papas y una de chiles jalapeños. Me subo al coche y continúo mi camino. Cinco minutos más tarde llego frente al edificio. Me estaciono, me bajo y toco el timbre.

-Abuelita, soy yo. ¿Subo o bajas?

Anuncios